Paisajes de ensueño (1)

Publicado en por Lǔ Xī Xī

Como ya dejé caer en la entrada sobre los trenes, a principios de mes me pegué un viajecito al sur de China con mi buena amiga la también andaluza Mǎ Lì Yǎ. El destino: Guilin (桂林 Guìlín), una de las mayores atracciones turísticas de China y, según se dice, la ciudad más bonita del país. Lo cierto es que la ciudad tiene su encanto y me gustó mucho la cantidad de vegetación que se veía por las calles, pero no sé si de verdad será la ciudad más bonita de China. Eso sí, los paisajes que se ven en los alrededores son algunos de los más impactantes que he visto nunca. Recomiendo la visita al cien por cien.

 

Guilin es la antigua capital de de Guanxi (广西 Guǎnxi), una provincia con aproximadamente la misma población que España y que hace frontera con Vietnam. Guilin no es ciudad demasiado grande (solo tiene alrededor de 1.300.000 habitantes) y es uno de los destinos preferidos de turistas tanto extranjeros como chinos. El emplazamiento de la ciudad es bastante atractivo, ya que Guilin está rodeada de montículos rocosos muy característicos de la orografía de la zona así como de dos ríos y cuatro lagos.

 

DSC02794d.jpg

Mujeres bailando en la calle.

 

DSC02812-copia.jpg

Pagodas del sol (izquierda) y la luna (derecha).

 

DSC02830.jpg

Verde que te quiero verde.

 

DSC02856b.jpg

Mercadillo.

 

DSC02841d.jpg 

Fideos típicos de la zona.

 

DSC02869b.jpg

Poema con mi nombre.

 

El primer día lo dedicamos a pasearnos tranquilamente por la ciudad y estirar las piernas, que después de cuarenta horas metidas en el tren lo necesitábamos. El segundo día ya teníamos las pilas cargadas y nos fuimos de excursión. Como somos un poco ratas, contratamos el tour en chino porque salía por la mitad de precio (qué más da no enterarnos de nada si nos podemos ahorrar unos eurillos), pero tuvimos la suerte de que nos metieron en un grupo de guiris con un guía que hablaba inglés.

 

La primera parada fue para sacarnos las pelas. Visitamos un pueblo habitado por la minoría Yao, que se caracteriza porque la única vez que las mujeres se cortan el pelo es cuando se casan. La gente del pueblo tiene montado un espectáculo por 80 yuanes que, por supuesto, no va incluido en el precio del tour. Al principio fuimos un poco reacias a entrar porque pensábamos que solo iba a ser un grupo de mujeres enseñándonos la melena, pero como no queríamos esperar una hora mientras el resto del grupo veía el espectáculo y como conseguimos que el guía nos dejara la entrada a casi mitad de precio, al final entramos. Y oye, fue más curioso de lo que pensaba y me eché unas buenas risas con los "voluntarios" que sacaron al escenario.

 

DSC02908.jpg

¡Cómo se movía el maldito puente!

 

DSC02909.jpg

Mujeres de la minoría Yao.

 

DSC02911.jpg

Calle del pueblo. Las construcciones de madera son características de la zona.

 

DSC02933.jpg

Parte del espectáculo incluía canciones y bailes.

 

DSC02937.jpg

Boda ficticia con algunos voluntarios.

 

DSC02946.jpg

Yo estaba convencida de que eran pelucas, pero al final del espectáculo se deshicieron el moño y tuve que tragarme mis palabras.

 

Después de ver como comía el grupo en un restaurante local (sí, ver, porque la comida no estaba incluida y nosotras nos llevamos unos bocadillos, así que lo único que nos pedimos fueron unas cervezas), pusimos rumbo a la mayor atracción del día: las plantaciones de arroz de Longji. Cuando ya quedaba poco para llegar, nos encontramos con una cola de coches enorme, así que el último tramo por carretera lo hicimos andando:

 

DSC02959.jpg

Atención al señor de la izquierda sentado de cuclillas en el quitamiedos. Eso es equilibrio y lo demás es tontería.

 

Longji (龙脊 Lóngjí) significa "columna vertebral del dragón". Se llama así porque las terrazas donde está plantado el arroz parecen las escamas de un dragón y el contorno de las montañas, la columna vertebral del animal. El paisaje y el color de estas plantaciones cambian radicalmente de una estación a otra: resplandeciente en primavera con el sol reflejándose en el agua que cubre el arroz, verde en verano, dorado en otoño y blanco en invierno.

 

DSC02971.jpg

Restaurantes y hoteles en mitad de las terrazas.

 

panorama.jpg

DSC03037.jpg

DSC03042-copia.jpg

Plantaciones de arroz.

 

DSC03050.jpg

Feliz y contenta de estar ahí.

 

DSC03055.jpg

Señora extremadamente mayor que no sé cómo llegó hasta ahí arriba.

 

DSC03056.jpg

Bambú.

 

DSC03075.jpg

Lista para trabajar en mi campo de arroz.

 

Solo me queda por contar lo que hicimos el último día, pero llevo ya dos horas escribiendo, así que lo dejo para la próxima.

Comentar este post

tuma 05/28/2012 18:38

Que digo yo que además de lo bien que lo pasas estarás aprendiendo algo de chino, ¿verdad?. Besos

Venturosa 05/27/2012 11:57

Me ha encantado lo del señor encima del quitamiedos. Vaya envidia das chinita :)

Lǔ Xī Xī 05/27/2012 12:06



Cuando me di cuenta de que había un señor en el quitamiedos, me acerqué corriendo a echarle una foto, pero lo pillé ya bajándose.